The Fall Of Malgrarian

Al Comienzo

Aratziel, Black Halo, Nihilius Cromwell, Red Halo y The Thing despiertan en celdas individuales, ninguno recuerda bien como llegaron a ahí, lo ultimo que recuerdan esa haber estado en espera de la aplicación de sus sentencias.

Al pasar los minutos y recuperar su sentido de orientacion notan que las celdas se encuentran adornadas con imagenes de gloriosas batallas entre fuerzas del Mechanicus y los enemigos del imperio, monstruosos gigantes de batalla desatando devastación y destrucción mas allá de lo que es posible imaginar sobre las fuerzas enemigas, imponentes y majestuosos, dominando el campo de batalla como el Dios Ares de las antiguas mitologías de Terra.

Uno por uno son llevados por soldados de la tripulación con sus armas vigilando cada uno de sus movimientos a un gran salón en medio de la nave, completamente sellado sin forma de saber que hay aya fuera o en que sector del espacio se encuentran y con tan solo una enorme puerta ornamentada con símbolos del Mechanicus y la gran imagen de los engranajes y la calavera enfrente a ellos, aguardan pacientemente en la sombras, esperando su destino.

De pronto se escucha el sonido de pistones en movimiento y el escape de aire de la cámara al momento en que lentamente se abren las puertas y se equilibra la presión entre las dos recamaras, al frente logran ver el comienzo de una gran cuarto iluminado solo por el tenue destello de decenas de pantallas a cada uno de sus lados.

Black Halo toma la iniciativa y avanza hacia la recamara recién revelada y rápidamente los demás lo siguen, al entrar el sonido de los engranajes comienza de nuevo y sienten como las puertas se cierran a sus espaldas.

De entre la sombras oyen una voz que en un tono grave y fuerte les indica que pasen adelante, sin saber a quien pertenece la voz y considerando que no tienen otra opción deciden hacer caso y acercase, a medida que avanzan notan entre las sombras a un figura imponente que los observa desde la oscuridad de su capucha.

La figura de un paso al frente, y comienza a diciendo, “Soy el Inquisidor ”/campaigns/malgrarian/characters/urhal-storm" class=“wiki-content-link”>Urhal Storm , perteneciente al glorioso Ordo Sepulturum" ; el inquisidor lentamente levanta sus manos y remueve su capucha, mostrando su facciones duras y envejecidas y su físico que prácticamente iguala al de las leyendas de los majestuosos Astartes del Emperador.

Al instante todos hacen una reverencia y esperan en silencio que las palabras del inquisidor les proporcionen una idea del porque están aquí, a lo que de inmediato el inquisidor les dice; “Los he reunido aquí para brindarles una ultima oportunidad, una oportunidad de redimirse con el Gran Emperador y con la humanidad entera , ustedes están aquí porque son lo peor del imperio, su destino es la muerte de una manera u otra y les daré la oportunidad de que con ella sean redimidos”.

El inquisidor se acerca a ellos y comienza a caminar lentamente de lado a lado, mirándolos y evaluándolos en silencio, se detiene frente a Black y Red Halo , y abre uno de los expedientes que lleva en la mano, “Black y Red hermanos criados y entrenados por el imperio para convertirse en agentes del emperador, acusados de asesinar a un operativo encubierto del imperio, el mismo hombre que alguna vez los salvo del abandono y los trajo a la luz del emperador; sentenciados a pena de muerte por escuadrón de fusilamiento”, inmediatamente los recuerdos vienen a sus mentes, de aquella noche en la cual sin saberlo y por orden de un superior asesinaron al hombre que velo por ellos de pequeños, a lo que el inquisidor camina un poco mas y continua diciendo, “Aratziel, acusado por las fuerzas de defensa planetaria de tu mundo de haber condenado la batalla de los campos azules con tus predicciones heréticas y desmoralizando a las tropas desde antes de la batalla, condenado a servir en un escuadrón penal hasta la muerte”, a lo que Aratziel recuerda el momento en aquella cantina donde consulto con su tarod imperial en busca de ganar unos thrones para garantizar una semana mas de alimento y la cara de aquel Comisario y sus tenientes al escuchar sobre su futuro intento fallido de retomar los campos azules de extracción de prometeo; el inquisidor continua caminando y dice ; “Thing , curioso nombre , se te acusa de asesinar a tu Senior Tech-Priest cuando te acuso de hereje por intentar manipular tecnologías mas allá de tu compresión, sentenciado a ser lobotomizado y convertido en un vulgar Servitor” ; continua caminando hacia el final de la linea y dice "y por ultimo Nihilius culpable de desestabilizar el sistema político y de romper el balance entre algunas de las casas nobles de malfi, capturado años después de haberse escondido en un monasterio del planeta y condenado a ser quemado en la hoguera por traicionar los intereses del imperio ", a lo que Nihilius recuerda aquel momento en que le demostró a su familia que había alcanzado todo su potencial y que sus hazañas no eran nada comparadas con lo que el logro realizar; lentamente el inquisidor camina de regreso a las sombras y dice “A todos ustedes les ofrezco una ultima oportunidad, conmutar sus sentencias a cambio de pasar a servir al Emperador y formar parte de la inquisición con la promesa de obtener algún día el perdón y formar parte de nuevo de los ciudadanos del imperio” , a lo que todos aceptan, algunos con mas entusiasmo que otros pero sin si quiera dudarlo.

El inquisidor comienza a explicar su misión, el planeta a donde irán Malgrarian y la importancia de que nadie se entere de sus objetivos,por lo que todos deberán mantener su entidad encubierta para que puedan trabajar sin atraer la mirada de aquellos que pueden poner en peligro la operación.

Les explica "Sus objetivos principales son :

  1. Investigar un posible plan de la casa Cortez para destruir a las demás casas reinantes y tomar control del planeta.
  2. Identificar si los rumores de varios posibles STC son ciertos y de ser así recuperarlos a toda costa.
  3. Investigar los rumores de posibles virus afectando a las comunidades rurales del planeta, y erradicarlos antes de que se salgan de control.
    "

Luego de haber conversado de los detalles de la mision, les informa que su contacto en el planeta sera un hombre llamado Geronimo y con el cual se pueden comunicar con un vox-Caster que les entrega en el momento.

Preparados ya para comenzar la aventura de sus vidas, se embarcan en el transporte atmosférico que los llevara a la capital del territorio del Mechanicus para que emprendan su delicada misión; el destino de Malgrarian se encuentra en las manos de una banda de asesinos y renegados de la justicia imperial, serán capaces de prevenir el desastre que se avecina o aceleraran la caída de la nueva joya tecnológica del Mechanicus , solo el tiempo lo dirá.

View
El Descenso

Los cinco condenados indultados por el Inquisidor subieron al transporte que los debía llevar a Malgrarian. Era pequeño pero de espacio suficiente para albergarlos sin hacinamiento. Consiguieron en los casilleros que tenían sus nombres e una pequeña pantalla a un costado de la nave. Cada uno los abrió y recogió sus menesteres, así como armadura, vestimenta y armas. Revisaron que todo estuviese en orden y una vez asegurados, esperaron.

La ingresar a la atmosfera la nave se estremeció un poco, exaltando los latidos de los ocupantes del trasporte. Unos minutos más tarde, podían sentir como bajaba la velocidad y el movimiento de la nave de forma descendente. Una vez aterrizada, las compuertas traseras se abrieron y el sol inundó el compartimento donde se encontraban los acólitos del centenario e intimidante inquisidor Urhal Storm.

Al principio la luz era demasiado intensa, sus ojos no habían recibido tanta desde hacía ya mucho tiempo en las frías y oscuras celdas de la nave donde viajaba el Inquisidor. Lentamente, el iris se fue acostumbrando y siluetas de torres y edificios construidos con la característica arquitectura del mechanicus comenzaron a hacerse más claros, aportándoles una idea del tipo de ciudad en la que estaban.

The Fall, si bien era una ciudad modesta en comparación con otras ciudades, se extendía bastante ante la línea de visión de los recién llegados acólitos. Torres, tuberías, industria, humo, ruido y edificios con el símbolo del mechanicus dominaban el paisaje urbano.

La plataforma del puerto espacial no era muy grande y solo estaba recubierta por metales reciclados de la nave que dio origen al asentamiento. Indicio de la relativa novedad del asentamiento que había sido fundado apenas hace 200 años. No obstante, para las necesidades de la ciudad eran suficientes tales condiciones.

Uno por uno fue bajando, procedieron a entrar por el terminal de pasajeros por un pasillo que conducía a unas escaleras en espiral que descendían al nivel del suelo. Cada uno había sido instruido con una respectiva profesión y cubierto a cualquier sospecha por parte de los lugareños. Unos irían a Star Port en las tierras agrícolas del Oeste, dominadas por los Cortés y el resto trabajaría en la bulliciosa The fall.

Divisan un pasillo solitario, se adentran y utilizan el vox caster proporcionado por el inquisidor para contactar a Gerónimo. Una voz responde y se identifica como su contacto. Los acólitos deciden cerrar el canal en vista de no poder precisar si el canal era seguro.
Black toma iniciativa y pregunta direcciones. Busca una forma de ir de conseguir empleado en expediciones y su ganancia sería lo que encuentre. Le informan que debe consignar un permiso ante la oficina del Mechanicus Explorer League. Minutos más tarde, Black, Red y Thing ya se encontraban el lugar, hicieron los trámites necesarios e hicieron la transacción por medio de sus lecturas para efectuar la elaboración del permiso que les ería entregado al día siguiente a las 9:30 am.

Una vez realizado esto se separan cada quien a sus respectivos lugares de contacto, Nihilius a la Iglesia, Black y Red a la sede del Arbiters Via, Thing a la forja de la ciudad y Aratziel deambulando por las calles ofreciendo sus servicios en lectura del Tarot Imperial cual charlatán en búsqueda de limosnas y algo para pasar el rato.

Los jóvenes arbiters entran en los cuarteles y sede del Arbiters Via. Una puerta con grandes arcos, con calaveras en bajo relieve a modo decorativo les reciben. Black pregunta a dos hombres que estaban hablando por la ubicación de su oficina y direcciones básicas. Se integra luego en su conversación y hace amistad con uno de ellos, que no puede evitar sonreírle y mirarlo fijamente como si de prestar atención dependiese su vida. Black consigue lo que necesitaba y se va de la estancia donde se encontraba por un pasillo largo con bóvedas en el techo con el símbolo del Mechanicus.

Al entrar y cruzar el pasillo ven una figura imponente, la cuales les fue indicado previamente, que era el encargado de velar por la justicia imperial. La enorme masa, con una claro aspecto de Skitarii se identifica como Rho-Mu 31, quién les solicita continuar con su entrenamiento con minutos de retraso. Black y Red a su vez se identifican e intentan descifrar donde están sus barracas. Una vez obtenida la información proceden a ir a sus respectivos aposentos y dejar sus pertenencias y cambiarse para proceder a entrenar. Ambos pasaron horas practicando contra su servitor.

Mientras tanto, Nihilius ve a un sacerdote recitando sus sermones a un grupo de súbditos del imperio que hacían un semicírculo a su alrededor. Una vez terminado, el novicio se acerca y pregunta si sería posible recibir acomodamiento en la iglesia a lo cual el sacerdote esbozando una leve sonrisa asiente y lo conduce al edificio sagrado. Dentro, se maravilla con la imponente estructura con estatuas de los santos y mártires imperiales, el legado más puro de la fe. Sobre ellos, se encontraba el techo suspendido sobre los pilares por unos dispositivos anti gravitatorio que lo mantenían en su lugar sin riesgo de desplomarse sobre los feligreses. El lugar cumplía su función: recordar lo pequeño que se es, lo efímera de la existencia humana ambientada con el olor a incienso que se esparcía por toda la nave.

Pregunto por transporte pero rechazo luego la oferta debido a que recordó que debía reunirse con sus compañeros para determinar alguna reunión y puntos de encuentro. Los consigue saliendo de la sede de los Arbiters Via. Indicando la hora de reunión frente, 08:45 frente al Mechanicus Explorer League donde pidieron su debido permiso para recuperar tecnología.
Mientras ellos pautaban el encuentro, Aratziel quiso aprovechar e irse de una vez a su puesto de trabajo en Star Port, subió las escaleras que había descendido horas antes y ve un transporte. Observa que las compuertas abiertas y decide ingresar y sentarse. Un guardia le asalta y pregunta por qué ingreso sin pagar, obligándolo a salir.

Le dice que el transporte aéreo con salida hacia Star Port cuesta 10 thrones. Además de decirle que un andrajoso como él debería ir a mendigar a otro lado. A lo que el psyker responde con un insulto que no es tomado de buena gana por el ya molesto guardia que en un abrir y cerrar de ojos lo toma por el cuello.

Aratziel intenta hacer un toque de locura con todo su esfuerzo y solo logra que el guardia se ría a carcajadas frente a él. Acto seguido, como sacando la basura, el psyker es arrojado por las escaleras en forma de humillación.
Se levanta adolorido, siente que de su nariz fluye sangre y rasguños por todas partes y sus ropas llenas de mugre y aceite. Preguntó cuándo sería el próximo vuelo y le dijeron que en 12 horas. Ante lo cual decide ir a mendigar con su tarot imperial recibiendo una que otra hogaza de pan y arregostándose de una pared donde pasaría la noche esperando al nuevo transporte.

Nihilius regresa a la Iglesia, asiste al sermón, pasa por la cocina y regresa a así habitación donde antes de dormir, realiza unas oraciones y se acuesta a dormir. Red regresa a practicar contra su servitor antes quitarse el maquillaje con una toallita sónica y asearse para luego dormir.

Black cansado de servitors, decide buscar a su nuevo amigo que conoció unas horas antes, el cual acepta gustosamente y con una gran sonrisa va a su cita de entrenamiento que se prolongaría unas horas hasta que ambos estén agotados y vayan a descansar en sus barracas.
Finalmente, Thing, se dirigió a la forja, miró a los demás trabajadores recogiendo sus cosas por lo que decide ir de una vez a su habitación reglamentaria para dormitar luego de un día tan curioso, pasando por su propia sentencia de muerte hasta una misión bajo las garras de la inquisición.

Al día siguiente, Nihilius despierta más temprano que el resto para desayunar y prepararse para asistir y participar en los sermones matutinos. Recita letanías junto al sacerdote encargado y se encarga de atender a sus feligreses para luego ir al punto de reunión. Los hermanos arbiters entrenan en la mañana y luego se dirigen al lugar así como Thing.

Del otro lado de la ciudad, en las ya abarrotadas calles de The Fall, Aratziel nuevamente sube las escaleras del puerto espacial y se encuentra con el mismo guarda que lo arrojó hace 12 horas.
Al verle, le dice que esta vez si pagar sus 10 thrones a lo que el guardia responde-para ti son 30- esbozando una mueca en su rostro. Lleno de ira y dejándose llevar por la rabia, el psyker lanza un ataque de espasmos que hace caer al suelo al guarda.
Lleno de orgullo por haber hecho caer a su obstáculo se dirige al transporte pero se percata que la multitud esta aterrada, había realizado un poder en público, las mujeres gritaban y unos segundos después, se podían escuchar los pasos fuertes de la guardia de la ciudad que subían por las escaleras.

La guardia llega y al ver lo sucedido procede a apresar al criminal y llevarlo del departamento de justicia del Arbiters Via a unos minutos del lugar. Una vez allí, llevan al psyker a una celda donde le retiran todas sus pertenencias, dejándole semidesnudo y aun mas humilladlo.
La celda apenas tenía 4 metros cuadrados, el piso estaba cubierto de una capa de mugre, polvo y sangre seca de antiguos cautivos. No había luz, apenas podía verse esforzando la vista y lo único que podía escuchar eran los lamentos o quejidos de uno que otro criminal o un profundo silencio que hacía imposible el tener una mínima noción del tiempo. Lo que podían ser minutos parecen horas en estas monótonas condiciones.

Los demás acólitos del inquisidor se reúnen a la hora prevista y van a buscar el permiso para recuperación de tecnologías. El cual reciben, tal como se les había comunicado en total normalidad. Black comunica sobre la misión que obtuvo de ir a investigar un pueblo del cual se perdió contacto hace 3 semanas. Phi-Rho 41 era un modesto punto al noreste de Tha Fall, no tenía mayor atractivo pero era necesario esclarecer el porqué de la pérdida de contacto con el mismo ya ayudaría a fortalecer sus identidades y coartadas para la misión que les asigno Ural Storm.

Sin embargo, había un nuevo problema que ponía obstáculos. Nihilius les cuenta que fue a la plataforma espacial de donde salen los transportes hacia Star Port y encontró que el psyker había hecho un escándalo y fue capturado por las autoridades. ¿Qué hacer con Aratziel?-se preguntaron todos. Ante tal interrogante, se dirigen a la sede del Arbiters Via, donde Black investiga el paradero del pysker y descubre que es retenido en una celda en ese mismo complejo.

Black y Red se acercan a las oficinas, como trabajadores normales de la institución y se encuentran con el juez encargado del caso de Aratziel. Al principio se muestra hostil y e indiferente con el destino del psyker. Tras una larga charla, Red trae a colación la idea de usarle para recuperar tecnología bajo la supervisión total de las autoridades, en este caso, ella y su hermano.

El juez se sujeta la barbilla como pensando durante unos minutos, los mira y luego retira la mirada a los expedientes que tiene sobre la mesa. Se levanta del asiento y levantando los hombros dice “Cómo es el primer incidente y no hubo heridos, la sentencia queda anulada pero se le asignará vigilancia a ese repugnante ser. No pienso perdonar ni la más mínima transgresión al código imperial por parte del nauseabundo psyker de nuevo. Pero como castigo, sus pertenencias personales serán expropiadas excepto sus armas, ya que las necesitará si piensa recuperar algo de alguna ruina”.

Aratziel escucha pasos que se acercan, ¿será para ejecutar la sentencia? Se pregunta angustiado. Su pulso se incrementa. Unas luces se encienden y ve que tiene dos guardias frente a su celda. Uno de ellos le escupe y se rie. –Es hora de salir engendro-le dice a modo de burla. Lo llevan afuera, donde le son explicadas las causas de liberación así como las consecuencias. Le entregan sus armas y sacan de la sede del arbiters Via a empujones hasta hacerlo hacer sobre la calle.
Ahí ve sus compañeros medio dispersados para no llamar la atención. Le hacen señas y el los sigue a un lugar menos vigilado. Caminan durante un buen rato y llegan a la Iglesia, donde hablan sobre lo sucedido y acuerdan salir hacia Phi-Rho 41 al día siguiente una vez tengan las provisiones necesarias.

Pasa el tiempo reglamentario utilizado para dormir y cada uno hace se alista para salir. Nihilius habla con el sacerdote y dice que irá con oficiales a esclarecer el contacto perdido con el pueblo ante lo cual el sacerdote ve con buenos ojos. En el pueblo hay una estatua del Emperador que quería saber si se encontraba bien.

Antes de salir de la ciudad todos van al mercado. Compran provisiones, agua así como algunos utensilios para el viaje. Thing se adentra en un callejón lleno de entes de desdeñable apariencia y compra algo que oculta entre sus ropas para que el resto de sus compañeros no vean. Una vez realizadas las compras van hacia donde se alquilan los Grox, pagan por ellos y compran la comida suficiente para alimentarlos durante los 4 días de viaje

View
Phi-Rho 46

Una vez alquilados los grox y asegurado tener las siguientes provisiones (agua y raciones de comida), salieron de las atestadas calles de The Fall rumbo a las llanuras resecas que caracterizaban el territorio de Mechanicus Landing Site. El horizonte era dominado por vastas extensiones de tierra mayor vida y algunas montañas bastante erguidas, otras eran mesetas, en su mayoría rocosas. Como columnas imponentes, resaltaban entre la bastante penosa vegetación, que tan sólo podía ofrecer arbustos espinosos y cactus. Complementando este lienzo de calor y aridez.

Serían dos días de viaje hasta llegar al pueblo Phi-Rho 46, del cual no se tenían noticias desde hace tres semanas. La travesía transcurrió sin incidentes, cuando el reloj indicaba la hora de dormir, sin importar la cantidad de luz que recibían, todos buscaban donde dormir, unos luego de beber y alimentarse, buscaban el consuelo de la sombra de alguna roca o su propio Grox, que habían amarrado a una serie de cactus.

Al divisar en el horizonte las primeras edificaciones del pueblo, los viajeros percibieron que no había nadie cerca de la entrada. ¿Quizás estarían más adentrados? ¿Quizás ocurrió algo y tuvieron que huir? Eran peguntas que asaltaban sus mentes. Una vez bajados de sus respectivos Grox, procedieron con cuidado a adentrarse en el modesto pueblo. El umbral de las casas estaban cerrados, no se divisaba ni escuchaban indicios de que alma alguna estuviese en las inmediaciones.

Utilizando desde rocas hasta las paredes de las casas, caminaron con cuidado hasta lo que se veía como un establo, donde Thing amarró a los Grox así como enjauló a Aratziel que sufría de migraña y balbuceaba sin razones, mientras Black, Red y Nihilius se adentraban a una calle que parecía conducir al centro del pueblo y que pasaba cerca de una hilera de cajas apiladas.
Thing luego cambia de parecer y libera al psyker que aun sigue en un estado bastante lejos de la cordura. Red y Black divisan un cadáver en una de de las casas que tenía la puerta abierta. Al acercarse escuchas algo detrás de las cajas. Era una emboscada pero ya era muy tarde, así que corrieron buscando cobertura. Al ver bien, pudieron observar que eran cultistas. Su piel era pálida y parecía estar tan agrietada que podrían confundirse con escamas, vestían andrajos, y algunos con un símbolo escrito con sangre en su frente.

Nihilius y Thing al escuchar los llamados de sus compañeros acuden en su ayuda. Los cultistas utilizaban armas rudimentarias, especialmente ballestas. El combate prosiguió saliendo heridos ambos bandos. El psyker logra por un momento contenerse y les dice que puede escuchar voces, que algo terrible está sucediendo en ese lugar. El novicio utiliza su arma y con un atisbo de la voluntad del Emperador logra reducir a cenizas a uno de los impuros que se encontraba en el tejado. Red y Black logran acabar con otros tantos.

No obstante, para su sorpresa, del oscuro umbral de la casa donde habían avistado un cuerpo, surge la figura de un sacerdote cultista, que inmediatamente usa energía del warp para lazar un aura de miedo alrededor de su herético cuerpo. Red lo ve pero ante tal visión queda en shock y dependió de Black derrotarlo para ayudar a su hermana, al mismo tiempo que este hablaba en un idioma que desconocen. Mientras tanto, Thing utiliza su lanza y despedaza al único que quedaba a la vista a parte del sacerdote.

Muerto el sacerdote, Nihilius se adelanta divisa la plaza donde se podía ver una estatua del Emperador profanada a modo de burla por los impuros. Al otro lado logra ver una especie de círculo en el suelo con una estrella y unas velas, presumiblemente un altar del Chaos.
Black entra a la habitación donde se hallaba el cuerpo, el cual estaba desnudo y por medio de las heridas podían observarse que le faltaban algunos órganos. Imagen que afectó profundamente al joven arbiter. Unos frascos con secreciones y fluidos humanos también estaban sobre él una pequeña mesa, así como otros objetos de execrable procedencia. Black decide simplemente purgar el lugar con fuego y sale de la casa.

Nihilius les avisa que logra divisar más cultistas en la plaza, ate lo cual proceden a adentrarse en la misma utilizando coberturas que proporcionasen objetos y construcciones. El novicio de la Iglesia logra asestar un golpe mortal a otro sacerdote cultista apostado cerca del altar, cuyo cuerpo de consume en fuego a causa de un efectivo disparo laser.
Black, herido de su combate anterior, se adentra en la plaza como si sus heridas fueran meros rasguños. Sin embargo, un sacerdote de lado izquierdo de la plaza, utiliza un poder que abre las heridas de este sirviente de la justicia y cae al suelo retorciéndose del dolor mientras lentamente pierde la conciencia.

Red del otro lado de la plaza utilizando su rifle, logra matar a no pocos cultistas sin recibir mayor daño en combate. Thing por su parte, hizo explotar con su laza a un enemigo esparciendo sangre y el contenido de sus entrañas por doquier a 4 metros a su alrededor.
El psyker que estaba parado recibe un ataque sorpresa de una cultista y cae al suelo en estado crítico sin darse cuenta. Mientras Nihilius alarmado por la cercanía de la misma emprende combate con ella y la funde explotando su cabeza con su pistola laser.
Mientras Thing y red limpian el lado oeste de la plaza, Nihilius intenta acabar con varios enemigos ubicados en los tejados cercanos. Afortunadamente pata él, las ataques de sus enemigos fallan. Pero tampoco el logra asestar golpes definitivos.

Al cabo de un corto tiempo, Black logra recuperar consciencia y se resguarda mientras la plaza es vaciada de cultistas por el resto. Una vez terminada dicha acción observan que aun no se divisa rastro alguno de la población, que probablemente fue asesinada para algún ritual perverso. Ven unas rejas que conducen a un cementerio y deciden asomarse para ver si hay más elementos que deban ser purgados.

Al asomarse divisan un cementerio donde se encuentran dos plataformas de madera de forma paralela y al final ven a 3 sacerdotes alrededor de un círculo con una estrella de 8 puntos y varios símbolos inscritos en sangre mientras estos recitan unos himnos en un idioma desconocido para ellos. Entran en combate para evitar lo que parece ser un ritual. Eliminan primero a uno ubicado en una esquina. Los otros dos que habían caído por la supresa, rápidamente se disponen a defender el lugar que habían mancillado con la sangre de inocentes subidos del Emperador.

Red ve que ritual surge una especie de destello morado, a través del cual puede ver desde las sombras una figura que se acerca, cornuda y con ojos rojos. Ante tal presencia, decide correr, alejándose prudentemente mientras los demás aun luchan contra el ultimo sacerdote que logró, reuniendo fuerzas del wap, hacer entrar a Nihilius en un estado irracional, donde atacaba sin cesar lo que tuviese cerca mientras reía nerviosamente. El cual, para calmarse, tuvo que ser adormecido por una de las flechas somníferas de Black.
Una vez derrotados todos los sacerdotes, del círculo que había abierto una especie de ventana o bruma a otra dimensión emerge una imponente figura. Era un campeón del Chaos, mucho más altos que ellos. Portaba dos hachas, una en cada mano, así como una armadura que cubría cada centímetro de su pérfido ser.

Se acerca lentamente a Thing y Nihilius que inútilmente intenta atinarle con su arma laser, que para su pesar, se tranca y deja de funcionar. El campeón se enfrenta directamente con el Tech Priest, ambos se lanzan golpes con sus armas pero logran esquivar varios de sus golpes. Las heridas no parecen causarle mayor problema a este engendro de la corrupción. Black se une intentando atacarle con su katana pero solo logra leves rasguños.
Finalmente al verse rodeado por fieles imperiales, el campeón del caos baja su guardia y es herido cada vez mas hasta que se desploma sobre sus rodillas, mirando con odio a sus vencedores. El juego aun no termina, a pesar de estar derrotado y herido de muerte, su cuerpo comienza a emitir un brillo extraño hasta explotar, salpicando a todos los cercanos son su sangre contaminada por la corrupción.

La batalla había terminado, el silencio nuevamente se apoderó del pueblo. Que ahora apestaba a sangre y entrañas desparramadas por doquier. Revisaron los cuerpos pero no encontraron nada interesante salvo Black, que hallo un libro de entre los restos chamuscados de un sacerdote del caos. Recogieron al psyker del suelo y lo colocaron como carga en los grox para irse, pero antes de hacerlo vieron que por el sendero se acercaban dos personas.

Al principio se alarmaron, peor cuando uno de los sujetos se identificó como Gerónimo, todo regreso a la calma. Les hablo de las comunicaciones no seguras en el planeta producto de un incidente con Aratziel en The Fall, que atrajo la atención de las autoridades locales y que por tanto, era necesario destruir el vox caster que les había dado el inquisidor a lo cual aceptaron de mala gana. El otro sujeto se acercó, se presentó como Galius Magnus, y de ahora en adelante él sería un nuevo compañero y medio para comunicarse con Gerónimo. Acto seguido Thing cargo al psyker y lo coloco en una tabla que levitaba y estaba amarrada al grox del contacto del inquisidor para ser trasladado a Star Port.

Una vez reunido el grupo con el nuevo integrante, emprendieron el viaje de regreso, aunque el clima esta vez estaba un poco más apacible y fresco. Sus heridas aun requerían sanar, pero eso no les detuvo en regresar a la ciudad para reportarse ante sus respectivos organismos y atender su salud y hacer compras con el dinero que habían recibido por sus trabajos.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.